madre-teresaEn la vida de muchos santos, el encuentro con Cristo se produjo desde la más tierna infancia. Así, por ejemplo, vemos la importancia que tuvo la Primera Comunión en el alma de la Madre Teresa de Calcuta, en aquel momento, la pequeña Inés. Escribe ella: Desde la edad de cinco años y medio, cuando le recibí por primera vez, el amor por las almas entró dentro [de mí]. Este [amor] ha ido creciendo con los años.