Para los católicos, es una de las partes más emotivas de la ceremonia religiosa. En la mayoría de los casos, los sacerdotes os darán la posibilidad de elegir las lecturas, que tienen lugar tanto en las bodas con misa como sin misa.

Normalmente se elige una "Primera lectura", el "Salmo", una "Segunda lectura" (pedid a un familiar o amigo que las lean) y el "Evangelio". Asimismo, es importante que aviséis al párroco con cierta antelación de las lecturas que habéis elegido para que él pueda prepararse la homilía.

Tened en cuenta que cuando la boda se celebra en domingo o en un día festivo para los católicos, los novios no pueden elegir las lecturas, ya que hay que atenerse a la liturgia.

Aquí tenéis una selección de las lecturas que podéis elegir para vuestra boda, con una frase representativa en negrita que os facilitará hacer una primera criba.