En aquel tiempo, uno de los fariseos, que era experto en la ley, le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba:
-"Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la ley?"
Él le dijo:
-"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser."
Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él:
-"Amarás a tu prójimo como a ti mismo".
Estos dos mandamientos sostienen la ley entera y los profetas.
Palabra del Señor.