Viernes
SANTO TOMÁS BECKET

DEL EVANGELIO DE HOY:
"Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño. Simeón los bendijo, diciendo a María su madre:
- Mira, éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una espada te traspasará el alma".

Reflexión:
El Evangelio, que siempre es Buena Noticia, lleva consigo también una realidad incomoda: el Niño de Belén no sólo trae música y felicitaciones, lleva entre sus manos la Cruz, la persecución, la contrariedad, la incomprensión. Besar al Niño en Navidad, no lo olvidemos, es también estar dispuesto a besar al Crucificado.