Martes

DEL EVANGELIO DE HOY:
"En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
–Vosotros sois la sal de la tierra".

Reflexión:
Si por la gracia santificante estás unido a Cristo, tus obras, palabras y silencios serán como la sal: tu vida dará el sabor de Dios a todas las situaciones humanas, dolorosas y gozosas, y evitará su corrupción.