Castellón de la Plana, 23 de octubre de 2017

A LOS PÁRROCOS, VICARIOS PARROQUIALES Y DEMÁS SACERDOTES DE CASTELLÓN Y SEGORBE

Queridos sacerdotes:
 
Como ya es costumbre, el próximo día 1 de noviembre, Solemnidad de Todos los Santos, aprovechando que es fiesta y anticipándonos a la celebración del día 2, está prevista la celebración de la Eucaristía en el cementerio viejo de Castellón a las 10:30h y por la tarde en el de Segorbe a las 16:00h. Todos los años se acercan muchas personas; seguro que muchas de ellas tienen familiares difuntos, enterrados allí mismo. Estoy convencido de que a todos los participantes les conforta ver que nuestra Iglesia se sigue acordando de todos los difuntos orando a Dios por ellos.
Como vengo haciendo todos los años, si Dios quiere, yo mismo presidiré la Santa Misa en ambos lugares. Lo hago como Obispo diocesano en ambas sedes episcopales -Segorbe y Castellón-, para celebrar la santidad de los mejores hijos de nuestra Iglesia, y también para pedir por todos los difuntos de la Diócesis. No son, pues, celebraciones meramente locales; si así fuera, lo podría hacer cualquiera de los párrocos.
Por ello os escribo para invitaros a que me acompañéis en esta celebración. La oración por los difuntos es una obra importantísima de caridad, que podrá ser aún más significativa a los ojos de Dios y a los ojos de nuestro pueblo si lo realizamos juntos.
Además, a los Párrocos os ruego que anunciéis esta celebración a vuestros feligreses al final de la Misas del domingo 29 de octubre, para que quien lo desee se una a nuestra celebración. Y también os pido a vosotros, queridos sacerdotes, que hagáis todo lo posible por venir a concelebrar. Sería un gesto muy hermoso que al menos un sacerdote por parroquia os unierais a la concelebración.
 
Un fuerte abrazo en el Señor,

Casimiro López Llorente
Obispo de Segorbe-Castellón