La misericordia es la disposición a compadecerse de los sufrimientos y miserias ajenas. Se manifiesta en amabilidad, asistencia al necesitado, especialmente en el perdón y la reconciliación. Es más que un sentimiento de simpatía, es una práctica. En el cristianismo es uno de los principales atributos divinos. La misericordia es también un sentimiento de pena o compasión por los que sufren, que impulsa a ayudarles o aliviarles; en determinadas ocasiones, es la virtud que impulsa a ser benévolo en el juicio o castigo. Su etimología, del latín misere (miseria, necesidad), cor, cordis (corazón) e ia (hacia los demás); significa tener un corazón solidario con aquellos que tienen necesidad.

https://es.wikipedia.org/wiki/Misericordia

 

 

 Castellón, 16 de noviembre.

La Congregación para la Doctrina de la Fe publicó hace unas semanas la Instrucción Ad resurgendum cum Christo, acerca de la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación.

 La publicación de la Instrucción nos brinda una estupenda oportunidad para reunir a los consejos, grupos parroquiales, etc., y darles una catequesis sobre lo que la fe nos dice acerca de la muerte y de la resurrección. Es un tema que afecta a todas las familias de nuestra Diócesis, y una explicación autorizada de este punto de nuestra fe y de lo que indica la Instrucción, será muy conveniente. Por tanto, os ruego que así hagáis en los próximos días en todas las parroquias. 

La iglesia celebra el día 2 de febrero, la jornada de Oración por la Vida Consagrada. Tenemos entre nosotros tres conventos por los que rezar de modo especial. La Consolación, El Asilo y las Carmelitas del Caminas. Ellas lo hacen a diario por todos nosotros. ¡Gracias por esa dedicación! También celebraremos la Fiesta de la Candelaria.

Querido Jesús: Si buscas niños y niñas que quieran compartir con otros niños, yo soy uno de ellos.

Si buscas niños y niñas dispuestos a ayudar a quien lo necesite, yo soy uno de ellos.

Si buscas niños y niñas que hablen de ti y de la Virgen a los demás, yo soy uno de ellos.

Si buscas niños y niñas decididos a construir un mundo mejor, yo soy uno de ellos.

Si buscas niños y niñas que recen para conseguir todo esto, escucha nuestra oración, porque yo soy uno de ellos.

Amén.