• Inicio

Calendario Parroquial

Bautizos

Primera Comunión

Indulgencia Especial por el Coronavirus

Decreto de la Penitenciaría Apostólica relativo a la concesión de indulgencias especiales a los fieles en la actual situación de pandemia,

PENITENCIARÍA APOSTÓLICA

DECRETO

Se concede el don de Indulgencias especiales a los fieles que sufren la enfermedad de Covid-19, comúnmente conocida como Coronavirus, así como a los trabajadores de la salud, a los familiares y a todos aquellos que, en cualquier calidad, los cuidan.

Continuar leyendo

Imprimir Correo electrónico

Nota de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española

Madrid, 15 de marzo de 2020
«A vosotros, amados de Dios, gracia y paz de parte de nuestro Señor Jesucristo» (Rom 1, 7).
En estos días de singular y dolorosa experiencia ciudadana y eclesial, a la que nos ha llevado la pandemia del coronavirus, la Iglesia Católica está llamada a ofrecer sus recursos en favor de los afectados así como la presencia del Señor que salva, animando a todos los cristianos a interceder ante la Madre de Dios, que nos ampara y escucha nuestra oración.
Por ello, invitamos a todas las Diócesis que lo consideren oportuno a que a la hora del Ángelus suenen las campanas de nuestros templos para invitar a orar a quienes permanecen en casa y hacer llegar, a quienes sirven y trabajan, la ayuda del Señor y el agradecimiento de la Iglesia.
Así, proponemos que a las 12 del medio día suenen las campanas para mostrar nuestro agradecimiento y fraterna solidaridad y orar:
– Por los enfermos contagiados por el virus, por sus familiares, por quienes están en cuarentena y por otros enfermos que ven afectada su atención por la prioridad de atajar la pandemia.
– Por los trabajadores de todos los Centros y Servicios Sanitarios.
– Por los Equipos de Emergencias, por los de Protección Civil y por las Fuerzas de Seguridad del Estado
– Por los Equipos de Pastoral de la Salud y por los voluntarios
– Por las personas de riesgo: niños, mayores y enfermos crónicos.
– Por los padres, madres, abuelos y educadores.
– Por los que están viviendo esta situación de emergencia en soledad.
– Por quienes carecen de hogar o de lo imprescindible para vivir.
– Por las diversas autoridades públicas.
– Por los sacerdotes y por los Monasterios de vida contemplativa, que con su oración y entrega siguen dando esperanza a todos los ciudadanos.
Y proponemos que, como conclusión del Ángelus, digamos juntos estos días y a esa hora la oración del Papa Francisco:
“Oh María,
Tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y esperanza. Nosotros nos encomendamos a Ti, salud de los enfermos, que ante la Cruz fuiste asociada al dolor de Jesús manteniendo firme tu fe.
Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea, pueda regresar la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.
Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos. Y ha tomado sobre sí nuestros dolores para llevarnos, a través de la Cruz, al gozo de la Resurrección. Amén.
Bajo tu protección, buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies las súplicas de los que estamos en la prueba y líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!
¡Qué el Señor os bendiga, os guarde y os conceda la paz!
La Comisión Ejecutiva de la CEE

Imprimir Correo electrónico

Nuevas disposiciones ante el momento actual y dispensa del precepto dominical. 14 de marzo de 2020

NUEVAS DISPOSICIONES ANTE EL MOMENTO ACTUAL Y DISPENSA DEL PRECEPTO DOMINICAL

Ante el decreto del Sr. Obispo dispensando del precepto dominical y los consejos de las autoridades, con el fin de detener la propagación de la enfermedad del coronavirus, os recuerdo algunas disposiciones del pasado día 12 junto a otras nuevas aclaratorias:

  1. Todos los fieles católicos de la Diócesis de Segorbe-Castellón, según decreto del Sr. Obispo de la Diócesis, quedan dispensados del precepto dominical. Es decir, están dispensados de la obligación de la Misa los domingos y fiestas de precepto, mientras dure la emergencia sanitaria.
  2. Se recomienda a los fieles seguir la santa Misa por televisión, radio o internet, haciendo la comunión espiritual. Pedimos a todos los fieles que intensifiquen la oración por las personas enfermas, las fallecidas y sus familiares, así como por los profesionales sanitarios y por quienes están sirviendo a la sociedad en estos momentos desde sus puestos de responsabilidad profesional.
  3. Los sacerdotes celebrarán diariamente la Eucaristía (se pueden reducir las Misas a una por templo, anunciándolo con antelación), manteniendo los templos abiertos en un horario razonable para facilitar la oración de los fieles.
  4. En la celebración de la Eucaristía se debe tener en cuenta:

- Reducir al máximo la asistencia de fieles, pudiendo dejar de tocar las campanas para no invitar a los fieles a desplazarse.

- Respetar una distancia suficiente (un metro) entre los fieles.

- Retirar el agua bendita de las pilas que hay en la entrada de las iglesias y otros lugares de devoción.

- Suprimir el rito de la paz durante la celebración eucarística o sustituirlo por un gesto más sencillo como es una inclinación de cabeza.

- Los sacerdotes y ministros extraordinarios que administran la comunión eucarística extremen las medidas de higiene (lavado de manos antes y después).

- En el momento de la Comunión debe guardarse la distancia de seguridad en la fila y debe recibirse en la mano. Quienes deseen comulgar en la boca, deben esperar al final de la fila.

  1. Con respecto de otros sacramentos y sacramentales, manteniendo la distancia y las medidas higiénicas recomendadas,

- Se recomienda a los sacerdotes que sigan visitando a los enfermos y llevándoles la comunión.

- Se puede ofrecer el Sacramento de la Penitencia a los fieles de manera individual.

- Si hubiese que administrar la Unción de Enfermos, sígnese únicamente en la frente.

- En los funerales que se celebren tanto en las parroquias como los tanatorios, debe reducirse la asistencia a los familiares directos del difunto.

  1. Evítense también en la medida de lo posible las reuniones de sacerdotes y comuníquense los asuntos necesarios vía telefónica o telemática.
  2. En la Diócesis se suprime las “24h para el Señor” y se pospone la celebración del “Día del Seminario”.
  3. En cuanto a las próximas procesiones de Semana Santa, seguiremos las pautas que manden las autoridades, teniendo en cuenta que la Conferencia Episcopal Española en sus Orientaciones recomienda la supresión de las mismas.
  4. Os recordamos que están suspendidas las catequesis y los encuentros con niños y adolescentes, tanto parroquiales como de movimientos y asociaciones eclesiales.

Igualmente, es conveniente posponer todo tipo de encuentros y reuniones de tipo pastoral.

Damos las gracias a todo el personal sanitario que con gran dedicación y generosidad están atendiendo a los enfermos. Pedimos por ellos al Señor para que los sostenga en su trabajo y encomendamos a la Santísima Virgen María a todos los enfermos y le pedimos interceda ante su Hijo para que su misericordia nos libre de este mal.

Castellón, 14 de marzo de 2020

Javier Aparici Renau Vicario general.

 

Imprimir Correo electrónico

Disposiciones de la diócesis de Segorbe-Castellón. 12 de marzo de 2020

DISPOSICIONES DE LA DIÓCESIS DE SEGORBE-CASTELLÓN

EN RELACIÓN AL CORONAVIRUS

 

 

Ante las consultas que nos han hecho llegar los fieles, en general, y los sacerdotes de nuestra Diócesis de Segorbe-Castellón y las noticias sobre la expansión cada día mayor del coronavirus, queremos apelar a la prudencia y no ceder al miedo y al pánico colectivo.

 

Ante la ‘pandemia’ del COVID-19 exhortamos, en primer lugar, a la oración. Pedimos que en todas las Misas, en la oración de los fieles, se incluya la siguiente petición: “Por los difuntos víctimas del coronavirus, para que Dios les dé el descanso eterno; por los enfermos, que recuperen pronto la salud; por los científicos, personal médico, de enfermería y responsables sanitarios, para que el Señor les fortalezca en su tarea y se encuentre pronto el remedio para combatir este mal. Roguemos al Señor”. Oremos para que esta situación pase pronto y volvamos a la normalidad.

 

Continuar leyendo

Imprimir Correo electrónico